Que cansado estoy de ver que sentamos a cualquier trasnochado en una banca para que nos represente. Se abrazan de una bandera política solo para llegar al cargo, luego se olvidan del pueblo y se creen capaces de cualquier cosa, se creen inmunes. No se puede defender a nadie de esta clase política, todos se encargaron de hacernos no creer en nadie. Necesitamos con suma urgencia el cambio total de dirigentes, pero un cambio de verdad, no solo de nombres, sino de ideales y formas de hacer politica. Que deje de ser un trabajo la politica y sea tomado como un servicio, que el puesto sea una consecuencia del trabajo para la sociedad y no el objetivo. Ensucian los partidos, se abrazan a la bandera, se aprenden las marchas, pegan un grito y listo, ya tienen un lugar en la lista y se disponen a disfrutar los beneficios… seguramente este diputado (ex ahora), ya tendrá un lugar de menos exposición pero con un buen sueldo, porque no creo que se le suelte la mano…el amiguismo hizo estragos y desastre en la política…NECESITAMOS LA RENOVACIÓN CON CARÁCTER DE URGENTE..!!!!