El Gobierno extiende por 60 días la prohibición de los despidos sin causa y las suspensiones.

Mediante un decreto de necesidad y urgencia que se publicará en las próximas horas prorroga por 60 días la prohibición de despidos que dejaba de regir el 31 de julio.

El DNU tendrá las mismas características que el primero dictado en la cuarentena, el 329/2020, que rigió hasta mayo, y el que ordenó continuar con la cobertura hasta fin de este mes: prohíbe “efectuar despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor” por 60 días más, es decir hasta fin de septiembre, y también “efectuar suspensiones por las causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo”.

Al igual que en las anteriores ocasiones quedarán exceptuadas de la prohibición las suspensiones por el 223 bis.